miércoles, 20 de junio de 2018

Así fue como vieron la muerte estos jóvenes en el club Los Cotorros

La noche iba a ser especial para estos 500 jóvenes que llegaban al Club Nocturno Los Cotorros en El Paraíso, que se escondía tras la fachada del "Restaurante Ecuatoriano". Muchos de los que entraban tenían poco más de 13 años, y muchos habían engañado a sus padres diciéndoles que pasarían la noche en casa de sus amigos, o que irían a una fiesta en sus barrios. La realidad es que solo querían pasar una noche en medio de las drogas y el alcohol en una fiesta de pre-graduación.

El local solo tenía capacidad para 150 personas, pero entraron casi 500. Los menores de edad tenían la entrada prohibida, pero a cambio de un poco de dinero, podrían entrar sin importar la edad, tal como se comentó en las redes sociales.

Tras el consumo de bebidas alcohólicas y varios cigarros de marihuana, 4 jóvenes de 16 años se peleaban en el baño del sitio, partiendo botellas y generando un ambiente muy tenso, pero poco después se calmaron, hasta que después de la 1 de la madrugada volvieron a tener una discusión. uno de los jóvenes se sintió amenazado y lanzó una bomba lacrimógena trifasica, que pertenece a la Guardia Nacional, y los gases comenzaron a llenar el reducido espacio.

Si sólo estuvieran presentes las 150 personas permitidas, todos habrían podido salir por la única puerta del local, pero al ser tanta gente, la desesperación hizo que pasaran unos sobre otros, y con los pies, los propios asistentes mataron a 18 personas, muchos de ellos niños que, evidentemente, ya estaban mal encaminados, asistiendo a una fiesta en un club nocturno de manera ilegal.

Los cuerpos quedaron en el sitio, y a pesar de que muchos de los que se encontraban en el sitio tenían celular con cámara, apenas se ha visto un pequeño video por las redes sociales y ni una sola foto ha salido a la luz, ya que los que la tienen temen meterse en problemas con la policía si las enseñan.

Otro grupo de estos menores, se dedicó entonces a robar las pertenencias de los fallecidos. Les quitaron las correas, zapatos, celulares y carteras. Esto hizo casi imposible poder identificar a los fallecidos desde el primer momento.

Cuando los ineficientes policías llegaron al sitio, ya los cadáveres habían sido asaltados, y casi todos los asistentes a la fiesta se habían fugado del sitio para no tener que dar declaraciones en vista de que muchos eran menores de edad y se encontraban drogados y ebrios.

Ahora el régimen busca a quién echarle la culpa, y detiene a 7 de los menores que lanzaron la bomba lacrimógena y algunas botellas de vidrio. También quieren detener a los dueños del local por meter a tanta gente en el sitio sin tener medidas de seguridad, y además por permitir la entrada de menores, que simplemente estaban en el sitio para aprender lo que no sirve.

No se ha conocido que hasta el momento se haya castigado a ninguno de los padres o representantes de estos menores, que a final de cuentas son los que deben cargar con las culpas. Venezuela es el país al revés!










COMPÁRTELO

Fuente : Chismeven

COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES Y SÍGUENOS EN CHISMEVEN

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Únete al GOOGLE+ Antichavista para mantenerte informado AQUI